logo

..
line decor
line decor
   

Conviviendo con las adicciones

por Lic. Jorge Ballestar . Psicologo Forense

La vida como nos es impuesta, resulta gravosa, nos trae hartos dolores, desengaños tareas insolubles. Para soportarla no podemos prescindir de los calmantes. Los hay, quizás de tres clases: poderosas distracciones que nos hagan valuar en poco nuestra miseria, satisfacciones substitutivas que la reduzcan y sustancias embriagadoras que nos vuelvan insensibles a ellas”.
                                                                      SIGMUND FREUD, “El malestar en la cultura.” (1929).

En estos días asistimos al debate de la ley 23.737. Leemos términos como si fueran  combates  - y quizás lo sean –los siguientes “versus”: despenalizar(1)/ legalizar (2); reducción de daño(3) / abstencionismo(4); síntom(5)/ cuarta estructura; lo privado(6) / lo social.
La primera pregunta que suele surgir es ¿si se trata de una enfermedad, cómo puede considerarse delito?. Los otros vs. tendrán también sus preguntas.
Quizás conviene recordar “de qué hablamos cuando hablamos de adicciones”.
Generalmente influidos por ciertos modelos de pensamiento (se describen más adelante) asociamos adicción con el consumo compulsivo de alguna “droga” psicotrópica, generalmente “prohibida” y más específicamente a la “maldita cocaína”. Cuestión que es cierta y a la vez no lo es. El campo de las adicciones es mucho más complejo; hagamos una aproximación a su extensión:

  • No todas las sustancias “adictógenas” se encuentran penalizadas. Ejemplo: el alcohol; algunos medicamentos(7).
  • No todas las sustancias “adictógenas” son psicoactivas. Ejemplo: el tabaco, la comida no provocan grandes cambios en la consciencia/percepción.

Estas adicciones provocan más muertes anticipadas que la de las sustancias prohibidas. En una proporción aproximadamente desde 8 a1 a 9 a 1.(8)

  • Lo “adictivo” no sólo es un elemento externo que se incorpora a nuestro organismo y altera nuestras reacciones químicas internas. Existen actividades adictivas como el juego por dinero; la adicción al trabajo, socialmente aceptada con sus correspondientes injurias al organismo del individuo y su déficit familiar. El personaje de la novela de Miguel de Cervantes; Don Quijote de la Mancha puede ser “leído” como un adicto a las novelas de “caballería” y que esta adicción según su autor le causaba lo que podría definirse como “estados alterados de consciencia –alucinaciones-“

 

Como vemos el campo es mucho más amplio que el de las sustancias ilícitas.
Mireille Delmas Martyen propone lo siguiente(9), “la sociedad responde de manera ambigua y contradictoria frente a las adicciones porque  cada individuo es influido  por la combinación de 4 tipos lógicas (abordajes) al respecto (penal, defensa social, salud pública, económica)”. A su vez cada lógica tendrá su interpretación, describirá un sentimiento, le dará un valor y un curso de acción:

 

LÓGICA DOMINANTE

INTERPRETACIÓN

SENTIMIENTO

VALOR

ACCION

PENAL

Culpabilidad

Reprobación

Moral

Castigo

DEFENSA SOCIAL

Peligrosidad

Miedo

Seguridad

Aislamiento

SALUD PÚBLICA

Enfermedad

Compasión

Salud

Tratamiento

ECONÓMICA

Comercio

Protección

Libertad

Regulación

A su vez la investigadora Rosa del Olmo es su obra La cara oculta de la droga demuestra como influye la cuestión cultural en las adicciones y da ejemplos de como nuestra subjetividad pone (proyecta) sobre ciertas sustancias fenómenos que son ajenas a ella. Ejemplo el consumo de marihuana en los ´60 en EE.UU.; existían estudios que indicaban que provocaba “apatía social” y otros respaldaban las conclusiones que provocaban “rebelión social”.

La subjetividad la podemos observar en lo cotidiano, si el adicto es un familiar o un ser querido, será una persona muy sensible que sufre por ello llegó a ese estado; en cambió si un desconocido nos molesta con su ruidos o sus conductas que consideramos indecorosas nuestra valorización será distinta. También podemos observar que muchos juicios de valor se refieren a la posición social de la persona; lo que en ciertos medios se llama “cultura alcohólica” (al síntoma de tolerancia durante la etapa de abuso) a otros se los etiqueta como “borracho”

Por último quisiera citar algunos de los prejuicios(10) más comunes que a fuerza de ser repetidos parecerían verdaderos:
Existe la cerveza sin alcohol. En todo proceso de fermentación se genera alcohol. La cerveza sin alcohol contiene alcohol en una graduación mas baja.
La cerveza no emborracha. Si se toma la suficiente cantidad sí.
San Patricio es una fiesta religiosa. …………
Los energizantes “te pone las pilas”. Los llamados energizantes quitan la sensación de cansancio; no aportan mayor energía al organismo, pese que su nombre indicaría lo contrario.
Los pegamentos industriales que se venden en el presente no contienen sustancias psicoactivas. Si bien se han eliminado algunas, en el presente se observa se sigue consumiendo.
Los remedios no hacen mal, dado que lo recetan los médicos. Es cierto en la medida que se cumpla con la prescripción del mismo (cantidad y frecuencia)(11).
Un porrito(12) no mató a nadie. En forma indirecta sí lo ha hecho y muchas veces; una persona con sus reflejos alterados, al manejar un vehículo ó en la simple acción de cruzar una calle
La marihuana es mas sana que el cigarrillo de nicotina. Los estudios demuestran que la marihuana de hoy es 10 veces más potente que la de los 60´s y que genera por lo menos tanto daño al aparato respiratorio como el tabaco.
La cocaína es una droga social. Conclusión que afirmaría que consumida en grupo no haría el mismo daño que consumirla en soledad.
El éxtasis es una droga recreativa. La pregunta es ¿es necesario alguna droga para poder recrearnos?
El acto de drogarse pertenece a la esfera privada. Si bien el acto en si es privado; sus consecuencias no lo son. El ejemplo más evidente son los controles de alcoholemia dada el incremento de accidentes viales por el manejo de vehículos en estado de intoxicación alcohólica. Otro ejemplo es el llamado “fumador pasivo”
Discurso inverso: “La droga te esclaviza; el alcohol te roba la voluntad”. Las sustancias quedan como sujetos activos y actúan sobre los individuos que permanecen como objetos. La droga está envuelta, el alcohol en una botella; es la persona quién toma la iniciativa de abrir o destapar.

Conclusión:
Son muchos los factores a tener en cuenta frente a una legislación sobre el tema de las adicciones. En apretado resumen son tres (sujeto, contexto y –sustancia, objeto, actividad-). Sin duda que el límite pasará en un lugar entre todopermitido y el todoprohibido. Como dijo Edmund Burke: Aunque no existe hombre alguno que pueda trazar una línea divisoria entre los confines del día y de la noche, aún así, la luz y la oscuridad son términos, generales, totalmente distinguibles”. El Pulgar del Panda. Stephen Jay Gould.

Es importante investigar la prevención de estos fenómenos. La prevención hoy por hoy es la Cenicienta; pero ello es tema para otro cuento.

 

Jorge Horacio Ballester
Licenciado en Psicología
Especialista en Adicciones.
M.P.:  8.697


1-No incluir en el código penal al consumidor.
2-La venta de sustancia no se encuentre prohibida.
3- Disminuir el consumo ya sea en cantidad/calidad; reducir y/o evitar efectos colaterales
4-abstención total del consumo
5- Se confronta en el mundo “psi”,  si la adicción es un signo/ síntoma de alguna de  las tres estructuras patológicas (neurosis, psicosis, perversión) o es una 4ta estructura independiente de las tres ya citadas.
6- Es un acto privado, muchas veces con consecuencias sociales.
7- Conviene recordar que el término fármaco proviene del griego y su acepción era tanto “remedio” como veneno”.
8- Es difícil obtener una cifra cierta en nuestro país.
9-Individuos bajo influencia Drogas, alcoholes, medicamentos psicotrópicos. Alain Ehrenberg Compilador. Capítulo  ¿Qué políticas Europeas? Análisis Jurídico comparado de las políticas de la droga y del alcohol: las razones del derecho. M. D. Martyen
10- Técnicamente misconceptions.
11- La automedicación en la Argentina es un capítulo aparte.

12 Cigarrillo de marihuana

 


 

 

 
 
© Copyright www.conceptopsi.com.ar 2005. Todos los derechos reservados.