line decor
INICIO: AGENDA
line decor
   

“SOY EL PERITO PSICÓLOGO EN LA CAUSA …"

¿A qué se refiere esta frase?


El imaginario social cuando se refiere a forense fantasea con cadáveres, una pequeña parte de este argumento es cierto.
El nombre forense proviene de la palabra foro; lugar donde se reunían los ciudadanos para discutir sus problemas comunes, sus derechos. En la antigua Grecia se contrataban oradores (hábiles en el arte de la oratoria) para defender los citados derechos.
En la actualidad el término forense  designa a lo relacionado con la ciencia del derecho, las disciplinas en que  se nutre la Justicia para su funcionamiento; incluidas autopsias, morgue, etc.
Dado que el Juez debe fallar sobre una cantidad incontable de casos distintos, contará con la ayuda de peritos -cabe aclarar que la palabra perito es sinónimo de experto-.


La psicología forense, es la intersección entre dos ciencias: la psicología y el derecho.
Si bien se trata del mismo objeto de estudio (persona); sus objetos y objetivos de estudio son distintos; entonces sus  métodos lo serán; ergo  sus conclusiones también.
Al ser una actividad multidisciplinaria debe haber una mediación entre ambas; fundamentalmente en sus límites.
Al describir las diferencias, no solo se alude al concepto de opuesto, sino también al concepto de complementario. La dialéctica entre lo opuesto y lo complementario dará la conclusión necesaria para una praxis. La psicología no puede juzgar, demandar o defender y el derecho no puede dar explicaciones a las motivaciones de la conducta.


La psicología estudia la conducta iluminada por sus vivencias.
El derecho tipifica una conducta que la sociedad estima que es un delito.
En psicología cuanto mas inconsciente es la conducta , “mas patológica será”
En  derecho cuanto mas inconsciente es la conducta,  “mas inimputable será”.
Ejemplos: la psicología se pregunta por qué un límite geográfico separa a dos conceptos de leyes distintos – venta de bebidas alcohólicas / horarios locales bailables -  dentro de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires respecto a las localidades de la Provincia de Buenos Aires tan solo separadas por una avenida-. El derecho se pregunta el porqué dos personas que viven la misma situación tendrán distinto “daño psicológico”.

Algunos casos concretos de los enfoques disciplinarios dentro de una pericia  :
En psicología se explica la patología como “series complementarias”, la combinación de factores previos con un factor desencadenante.
En derecho lo necesario es saber cuanto de esa patología (Ej.: stress postraumático) fue “previo al hecho ventilado en autos y/o cuanto posterior”.
Se han elaborado una serie de baremos (no sólo para las patología psicológicas), con diferencias significativas entre sí.
Para la psicología; daño moral y daño psicológico, son conceptos similares; para el derecho son diferenciables.
Para el derecho es tema importante debatir si la función de una multa es compensar en alguna manera a la victima o castigar el delito. En psicología  es un tema menor.
La praxis del psicólogo forense consiste en responder “los puntos de pericia” y “agregar todo tipo de datos que tengan relación con la causa y no fueran solicitados en los puntos anteriormente mencionados”.
A partir de lo que se quiera evaluar y las características de la persona a evaluar, se elegirán las técnicas pertinentes y se determinaran el número de entrevistas necesarias.
Luego se realizará el informe que se entregará a V.S. con las recomendaciones profesionales correspondientes, justificaciones bibliográficas del diagnóstico, la descripción de indicadores encontrados con su correspondiente bibliografía. Además de adjuntar copias de los tests gráficos y la transcripción de las respuestas verbales y demás verbalizaciones durante la batería de tests.
En el presente se cuenta con una cuantiosa bibliografía que por razones de síntesis se comentan – muy brevemente – tres obras: DSM IV, Daño Psicológico Hernán Daray, Psicología Forense Varela, Álvarez, Sarmiento.
DSM IV: Es el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, que es el aceptado / exigido para referirse a los distintos diagnósticos. La novedad que aportó en su momento fue una estandarización diagnóstica de las distintas escuelas psicológicas. Una especie de idioma esperanto. Esto se debió a la forma de diagnosticar en base a criterios taxativos. Además presenta criterios diagnósticos para casos que no se presentaran en el manual y escalas de actividades social, laboral, recreativa, etc.. Fue elaborado por la Asociación de Psiquiatras de EE.UU. de  Norteamérica y la O.M.S. y el número IV se refiere a la cuarta versión.
Daño Psicológico: Obra que se considera fundamental, dada la síntesis lograda entre las disciplinas del derecho y la psicología. Cabe destacar que el autor es Abogado ha ejercido como Juez y ha cursado según el mismo “de grande” la licenciatura en Psicología.
Psicología Forense: por la claridad de conceptos en la psicología forense y el rol del psicólogo en dicha área.Se insiste que la bibliografía es enorme: sobre cada test psicológico, sobre redacción de informes, baremos, etc.. Por lo cual si se desea realizar alguna consulta se propone el correo electrónico .


 Jorge Horacio Ballester

Licenciado en Psicología
email: jhballester@hotmail.com 

 


 

 
 
© Copyright www.conceptopsi.com.ar 2005. Todos los derechos reservados.